Inside Enric’s world. The Express, 1998


01 EXPRESS 1998

El mundo de Enric

EXCLUSIVA: El hombre que diseñará el Parlamento de Escocia intenta tranquilizar a aquellos que dudan de su capacidad en una entrevista concedida a Janice Burns. Fotografías por Graeme Hunter.

Desde que se desveló su futurística visión para el Parlamento de Escocia, se ha extendido una gran preocupación en relación a la elección de Enric Miralles, el hombre que ha de convertir el sueño de toda una nación en realidad.

Pero el mundialmente reconocido arquitecto español tiene tantas ganas de tranquilizar a todo el mundo que ha abierto las puertas de su casa palacio y ha manifestado: “Créanme, no les defraudaré.”

Miralles acompañó a The Scottish Express en una visita en exclusiva por su casa en Barcelona adentrándonos así en su vida privada.

Con 43 años, nos quiso hablar de su pasión por Escocia y, para demostrarnos su talento, nos dio una muestra de lo que podemos esperar cuando el parlamento de Holyrood abra sus puertas.

Con tan sólo que el edificio en Edimburgo tenga un poco del impresionante esplendor del apartamento de Miralles en Barcelona, nuestro país estará más que satisfecho.

El arquitecto catalán ha convertido una ruina del siglo XVII que antes fue un palacio gótico en una desenfadada vivienda-patio que alquila por sólo 200 libras (300 euros) al mes.

¿Por qué tan barato? Miralles confiesa que consiguió un muy buen trato porque el edificio estaba en muy mal estado, no obstante él tenía una idea sobre lo que podía llegar a ser.

Miralles y su socia en el negocio -también esposa desde hace cinco años- Benedetta Tagliabue, de 35 años, han transformado un cascarón que se desmoronaba en la casa de ensueño de dos de los mejores arquitectos de los que España puede presumir.

Situada en una tranquila calle trasera en la zona antigua de Barcelona, a sólo unos kilómetros de la Catedral, la casa no parece gran cosa desde fuera.

Miralles apareció en bicicleta. Una enorme puerta de madera se abrió y pasamos al lado de su Saab 9000 mientras nos conduce escaleras arriba hacia su palacio privado, escondido detrás de un conjunto de palmeras y plantas exóticas. Dentro, una impresionante combinación de clásico y moderno. Miralles ha conseguido conservar el edificio antiguo y amueblarlo sin renunciar a  sus propias ideas.

Es un espacio tranquilo, una planta abierta con suelos de madera pulida y los techos y cornisas originales del siglo XVIII. Cada uno de los muebles ha sido diseñado por el propio Miralles o adquirido en alguno de sus viajes.

Su pasión por el mundo de la literatura queda patente en su biblioteca, que incluye una colección sobre Picasso y, muy oportunamente, volúmenes documentando la historia de Escocia. Hay dos salones, en uno de los cuales Benedetta toca el piano y la guitarra, y el otro para que Miralles disfrute de su colección de música clásica.

El arquitecto es un hombre de familia e intenta pasar tanto tiempo como le es posible en casa junto a su esposa y sus hijos, Caterina, de tres años, y Domenec, de nueve meses. Pero proyectar el parlamento escocés implica que Miralles y un equipo de arquitectos de su estudio, EMBT Asociados, pasen al menos la mitad de cada semana en Edimburgo hasta acabar el encargo.

Miralles nos habló de las largas horas que él y Benedetta habían pasado en casa intentando concluir un diseño para el parlamento que reflejara la fortaleza y el carácter de la gente.

“Hemos estado comiendo y durmiendo con este proyecto. Es muy especial y el diseño, aunque todavía en una etapa inicial, es muy personal”, dice.

“Fue algo increíble cuando me enteré de que había ganado el concurso. Había puesto una botella de champán durante una semana en la nevera, esperando y rezando que yo fuera el ganador.”

“Estaba comiendo con mi familia cuando recibí una llamada de la oficina escocesa. Estaba tan feliz -fue muy emocionante.”

El español habló abiertamente de su amor por Escocia y cómo su diseño del parlamento había estado fuertemente influido por el trabajo del arquitecto escocés más famoso, Charles Rennie Mackintosh.

Miralles, profesor invitado habitual en la Macintosh School of Architecture de Glasgow, explicó: “Mucha gente podría haber malinterpretado mi proyecto. No tuve la idea simplemente a partir de fotos de vacaciones de barcos dados la vuelta; es mucho más complejo que eso.”

“Siempre he tenido presente en mi cabeza que la única forma de entender la enorme calidad del trabajo artesanal del edificio de Mackintosh era comprendiendo que el trabajo lo habían realizado fabricantes de armarios, gente que había hecho un montón de barcos. El barco como medio de transporte juega un papel enorme en la historia de Escocia.”

“Imagine una preciosa pieza de la cámara que parece el casco de un barco. Desde un punto de vista técnico, los barcos tienen una forma determinada que pueden mover hasta que encuentran una posición correcta.”

¨Creo que mi proyecto ha sido malinterpretado. Pienso que al pueblo de Escocia le encantará el parlamento.”

Comparó su proyecto con el de un monasterio o un campus universitario, Queensberry House, rodeado por pequeñas salas divisorias.

“Cada sala tiene una identidad especial. Desde arriba parecerá un monasterio con una gran iglesia y dormitorios para los monjes.”

Miralles dijo que el Panel Oficial escocés, del que formaba parte Donald Dewar y Kirsty Wark, querían un edificio que llevara Escocia al nuevo milenio.

Añadió: “Yo puedo darle a Escocia algo que hará historia en la arquitectura -un parlamento para el pueblo.”

“Yo creo que todo el mundo debería entender el significado de lo moderno”.

“No hay un sólo edificio a lo largo de Royal Mile que no sea moderno. Todos han sido actualizados y son habitables.”

¨La gente tiene que ser más abierta. Es difícil también no considerar todos los aspectos medioambientales y sociales que afectan a un edificio.”

Miralles ha visitado Escocia más de veinte veces y se ha visto abrumado por los paisajes y el sentimiento de identidad y orgullo.

Vino por primera vez a Escocia cuando tenía 16 años a estudiar inglés en Edimburgo y se ha sido atraído por el país desde entonces.

Habiendo sido testigos de la belleza de su propio hogar, su parlamento sin duda será un edificio que atraerá a mucha más gente a este país.

UNA REPUTACIÓN INTACHABLE.

Las instituciones de la ciudad de Huesca han prometido su apoyo incondicional a Enric Miralles, quien diseñó parte del complejo deportivo que colapsó durante su construcción.

Miralles recibió una carta de apoyo la semana pasada después de haber sido criticado por su conexión con el edificio. La nota afirma: “Fue un desafortunado incidente el que sucedió durante la construcción. No hay nada que objetar a su actuación. Nos sentimos muy orgullosos de nuestro complejo de deportes y abriremos nuestras puertas a todo aquel que quiera verlo.”

Él envió esta carta a Donald Dewar, de la Secretaría de Escocia, quien estaba al tanto de la situación. El techo del edificio del complejo en Huesca, al norte de España, colapsó durante su construcción y quedó destruido en 1993. Miralles dijo: “Sé que he sido criticado pero el colapso no tuvo nada que ver conmigo.”

Traducción: Francisco Javier Casas Cobo

02 EXPRESS 1998

La referencia bibliográfica es:

Burns, Janice. Entrevista a Enric Miralles “Inside Enric’s world”. The Scottish Express, Edimburgo. 13 de julio de 1998

Entrevistas listado:

Wiki homenaje a Enric Miralles

Anuncios

Una respuesta a “Inside Enric’s world. The Express, 1998

  1. Pingback: Inside Enric’s world. The Express, 1998 | JSGORORDO | Arquitecto·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s