Entrevista a Enric Miralles. Diario Vasco, 1996


postigo miralles

Con motivo de su visita a San Sebastian para impartir una conferencia en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSASS) el 22 de mayo de 1996 bajo el título “Arquitectura Autónoma”, el Diario Vasco publica una entrevista con el arquitecto catalán.

Entrevista a Enric Miralles, arquitecto

Por Ricardo Aldarondo.

La arquitectura en España ha perdido empuje

Enric Miralles, uno de los arquitectos más destacados en los últimos años en España, ofreció una conferencia ayer en la Escuela de Arquitectura de San Sebastián.

Sus proyectos están ahora en diversos países: el teatro Real de Copenhague, una estación marítima en Tesalónica o una reorganización de las favelas de Río de Janeiro.

¿Cómo se conjugan proyectos tan distintos en ciudades con realidades tan alejadas?

La conexión entre los proyectos la da la superposición de los trabajos, que en arquitectura duran, con suerte, ocho años, y con mala suerte, quince. Y creo que es bueno que los proyectos se confundan en cuanto a modo de trabajar, que vayan surgiendo a la vez, utilizando cosas de unos para otros. No me gustan las ideas congeladas que cuando las necesitas las sacas del cajón y las colocas en un proyecto.

¿Por qué está trabajando preferentemente en el extranjero?

España ha construido en estos años casi todo lo que necesitaba y tuvimos la suerte de estar trabajando en ese momento. Pero ahora está claro que la arquitectura tiene menos empuje, aunque la gente continúa trabajando bien. El hecho de que la Comunidad Europea esté funcionando de verdad también está posibilitando que hagamos más trabajos fuera.

Usted participó en los proyectos de la ciudad olímpica de Barcelona. ¿Fue su mayor reto?

Lo de las olimpiadas fue un éxito de coordinación, sobre todo. En tres años se hizo un trabajo magnifico. Normalmente en Barcelona he trabajado en situaciones periféricas: en la Mina, en el tiro con arco que era un antiguo basurero, ahora en un parque que estoy construyendo en Mollet, una ciudad dormitorio. Son sitios en los que intento aprovechar la dinámica social del lugar. El parque de Mollet, además de árboles, tendrá unos muros que nacen de la estética del graffiti, muy propio de la zona. Los que trabajamos en el espada público tenemos que saber a qué grupo social nos dirigimos, y tenerlo en cuenta.

Pero precisamente ese entorno social se vuelve a menudo contra el arquitecto.

La arquitectura no tiene que huir de esa batalla. Hay un ciclo de construcción y destrucción que se produce continuamente, y lo que se trata es de sorprender con ese proceso. El modo de transformación debe tener un carácter de sorpresa.

La caída del techo en la construcción del Polideportivo de Huesca, ¿fue su momento más amargo?

Aquello fue un problema de obra a una escala muy importante que afortunadamente se solucionó. Toda construcción tiene sus riesgos y se produjo un problema muy grave que se solucionó. Esta profesión está absolutamente metida en la realidad y la realidad tiene esos problemas. En este caso la presión social ayudó muchísimo. Nadie quería que no se terminara ese edificio, siguiendo mi proyecto, y fue el deseo de la ciudad de Huesca por tener un pabellón lo que hizo que la obra se llevara hasta el final. El trabajo colectivo empujó a esa obra a terminarse.

diario vasco entrevista

La referencia bibliográfica es:

Aldarondo, Ricardo. Entrevista: Enric Miralles, Arquitecto. San Sebastián. El Diario Vasco, Cultura y Espectáculos, 23 mayo 1996

Entrevistas listado:

Wiki homenaje a Enric Miralles

Imagen: Fernando Postigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s