… y Le Corbusier (II)


columnas huesca

[…] En cierto modo, si estás interesado en algo y lo estudias muy profundamente y no te das cuenta, está ahí. Por ejemplo, nunca he usado columnas en mis primeros trabajos, siempre he usado muros. Usé un modo mucho más tradicional de definir el espacio. Las primeras columnas que utilicé llegaron en Huesca. Y luego, cuando éstas fueron construidas me di cuenta de lo mucho que Le Corbusier fue crucial para mí en la comprensión de la arquitectura. En cierto modo, es como saber algo muy bien, olvidándolo completamente, y que tiene que volver como una sorpresa […]

[…] Recuerdo ir a Huesca y ver esta columna y darme cuenta de que he aprendido esto desde Le Corbusier. Ese proyecto fue una fantástica oportunidad para pensar en él y revisar su trabajo de nuevo. Pero eso no significa que me permitiría volver a Le Corbusier y ver cómo podría incorporar sus lecciones en otros proyectos. Estoy mucho más interesado en el proceso y en bocetos y en una manera de hacer las cosas, y luego, es cuando se hacen las cosas cuando me gusta volver a los inicios. Ha sido así muchas veces […]

La cita o referencia bibliográfica pertenece:

Futagawa, Yoshio. Focus on an Architect: Enric Miralles, Benedetta Tagliabue. GA DOCUMENT, INTERNATIONAL 99, vol 60 November 1999. (A.D.A. EDITA Tokio Co., Ltd. Japan) págs. 92-129

Imagen: Pabellón de Deportes en Huesca, fotos del autor, 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s